martes, 29 de diciembre de 2009

Lunes 28 de Diciembre de 2009

¨Nadie es jamás tan viejo si después de un día espera otro¨
Séneca

¨Nunca se debe gatear cuando se tiene el impulso de volar¨
Hellen Keller

Y nos estamos poniendo grandes. Esta fue ya la Luna 29, y cada vez son más los pájaros que conforman la bandada. El programa se inició como es habitual últimamente con ¨Pájaros de barro¨ en la voz de Amado Storni. Y luego, como introducción, ¨La dignidad del Arte¨, un texto de Eduardo Galeano. El programa dedicado a los cumpleañeros y el poema elegido esta vez fue ¨La existencia¨ de Diego Slavin. Nuestros amigos Horacio Fernández Moreschi de Santa María de Punilla; Jorge Estrella de Bs. As. y Teresita Pirra de Alta Gracia, hablaron sobre los regalos de Navidad que les gustó recibir y sobre los que aún esperan.
Las efemérides de esta noche, seguramente revelaron datos interesantes a los oyentes: William Semple y el patentamiento de la goma de mascar en 1669; la muerte de Alexandre Gustave Eiffel en 1923 y el aporte invalorable de nuestro historiador amigo Carlos Ighina contándonos que trabajos de este eximio constructor existen actualmente en Córdoba. Y como nos parece sumamente interesante poder difundir la historia de nuestra Córdoba, incluiremos el informe en el lateral derecho del blog. La muerte en 1937 de Maurice Ravel y la impactante historia de los derechos de ¨El bolero de Ravel¨.
No faltó la cuota de humor ni el recuerdo del Día de los Inocentes. Si bien este se refiere a la matanza de los inocentes realizada por Herodes, en México por ejemplo, se transformó con el tiempo en una tradición festiva. Se dice que nadie debe prestar nada ese día, de lo contrario no le será devuelto o recibirá una canastita con dulces con el recado: ¨Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada debes prestar¨. Mientras el invitado, se aprontaba para deleitarnos con sus cuentos. Rubén López es sanjuanino pero reside en Córdoba. Coordina desde 1999 el Grupo de Narradores Venique te cuento. Es miembro activo de CEDILIJ - Centro de Difusión e Investigación en Literatura Infantil y Juvenil desde 2001. Integra el grupo Cuentos Mano a mano - Narración Bilingue, español y lengua de señas. Dirige junto a Alejandra Oliver Gulle el Festival y Encuentro Internacional de Cuenta cuentos que desde el 2001 se realiza en Córdoba. Es miembro de la Red Latinoamericana de Cuentería. Fundador y Director junto a Patty Gavicia del Grupo Títeres y Canciones para chicos Canticosas y del 2000 al 2007, miembro del Taller del Sol de Danzas Folclóricas Argentinas y Latinoamericanas y mucho más. Rubén nos narró: ¨La Historia de la resurrección del Papagayo¨ de Eduardo Galeano; ¨La mujer del barro¨ de Hamlet Lima Quintana y finalmente ¨La historia del aire de la noche¨ del Subcomandante Marcos, que transcribimos para deleite de todos.
Otra vez la magia de la palabra y las manos de Rubén danzando al aire, y los ojos presagiando un final que enseña y nos brinda una reflexión. Gracias Rubén.

LA HISTORIA DEL AIRE DE LA NOCHE
Cuando los más grandes dioses, los que nacieron el mundo, los más primeros, se pensaron cómo para qué iban a hacer lo que iban a hacer, hicieron una asamblea donde cada cuál sacó su palabra para saberla y que los otros la conocieran. Así, cada uno de los más primeros dioses iba sacándose una palabra y la aventaba al centro de la asamblea y ahí rebotaba y llegaba a otro dios que la agarraba y la aventaba de nuevo, y así como pelota iba la palabra de un lado al otro hasta que ya todos la entendían y entonces hacían su acuerdo los dioses más grandes que fueron los que nacieron todas las cosas que llamamos mundos.

Uno de los acuerdos que encontraron cuando sacaron sus palabras fue el que cada camino tuviera su caminante y cada caminante su camino. Y entonces iban naciendo las cosas completas, o sea, cada quién con su cada cual. Así fue como nacieron el aire y los pájaros. O sea que no hubo primero aire y luego pájaros para que lo caminaran, ni tampoco se hicieron los pájaros primero y después el aire para que lo volaran. Igual hicieron con el agua y los pescados que la nadan, la tierra y los animales que la andan, el camino y los pies que lo caminan.
Pero hablando de los pájaros, hubo uno que mucho protestaba contra el aire. Decía este pájaro que mejor y más rápido volara si el aire no se le opusiera. Mucho rezongaba este pájaro porque, aunque su vuelo era ágil y veloz, siempre quería que fuera más y mejor, y si no podía serlo era porque, decía él, el aire se convertía en un obstáculo. Los dioses se fastidiaron de que mucho mal hablaba este pájaro que en el aire volaba y del aire se quejaba.
Así que, de castigo, los dioses primeros le queitaron las plumas y la luz de los ojos. Desnudo lo mandaron al frío de la noche y ciego debía volar. Entonces su vuelo, antes gracioso y ligero, se volvió desordenado y torpe. Pero ya hallado y después de muchos golpes y tropiezos, el pájaro éste se dió la maña de ver con los oídos.
Hablándole a las cosas, este pájaro, o sea el tzotz, orienta su camino y conoce el mundo que le responde en lengua que sólo él sabe escuchar. Sin plumas que lo vistan, ciego y con un vuelo nervioso y atropellado, el murciélago reina la noche de la montaña y ningún animal camina mejor que él los oscuros aires.
De éste pájaro, el tzotz, el murciélago, aprendieron los hombres y mujeres verdaderos a darle valor grande y poderoso a la palabra hablada, al sonido del pensamiento. Aprendieron también que la noche encierra muchos mundos y que hay que saber escucharlos para irlos sacando y floreciendo. Con palabras nacen los mundos que la noche tiene. Sonando se hacen luces, y tantos son que no caben en la tierra y muchos terminan por acomodarse en el cielo. Por eso dicen que las estrellas se nacen en el suelo.
Los más grandes dioses nacieron también a los hombres y las mujeres, no para que uno fuera camino del otro, si no para que fueran al mismo tiempo camino y caminante del otro. Diferentes los hicieron para estarse juntos. Para que se amaran hicieron los más grandes dioses a los hombres y mujeres. Por eso el aire de la noche es el mejor para volarse, para pensarse, para hablarse y para amarse.

martes, 22 de diciembre de 2009

Lunes 21 de Diciembre de 2009

Yo vengo a ver, Antón,
Un niño en pobrezas tales,
Que le di para pañales

Las telas del corazón.

Lope de Vega

La luna brillaba en la noche con un gran moño rojo, se percibía la algarabía entre los pájaros. Clima navideño, una especie de melancolía que se escapaba por las palabras. El programa dió inicio con la encantadora voz de
Amadeo Storni dejándonos ¨Pájaros de barro¨. Luego una introducción a la Navidad de estos tiempos, alguna anécdota familiar que llevó hacia la emoción. Las infaltables efemérides, chistes, el saludo a los cumpleañeros; Las Mañanitas, homenaje en armónica de nuestro amigo Carlos Villa Guzmán. Carlos Ighina nos maravilló nuevamente con una anécdota de nuestra Córdoba de antaño: la Negra Bernardina. Se leyeron los micro-relatos de dos queridos amigos: Laura Chiesa y Alejandro Ramón, de Mar del Plata. Y ¨Morirse en las vísperas¨ , un excelente y sentido relato de Carlos Arturo Trinelli. Un aforismo de Máximo Ballester que encantó a nuestra invitada y que dice: ¨Santa Claus es la versión feliz del hombre de la bolsa¨. Y la invitada estaba allí, instalada con su sonrisa de siempre , escudriñando con sus ojos claros. Hablamos de Marta Cristina Ramallo, quién tuvo la deferencia de llegarse desde Salsipuedes para estar con nosotros y maravillarnos con su poesía y sus conceptos. Crsitina, cursó en la UNC Literatura Latinoamericana. Realizó seminarios de literatura argentina y cordobesa. Sociología de la obra literaria, crítica literaria, hermenéutica, mitología griega y otros. Directora del Programa Cultural A. S. A. ¨A Sembrar Amor¨, que trabaja especialmente con niños y adolescentes. Es correctora de textos, artista plástica, promotora cultural. Premio Reconocimiento de la Fundación Agende de las Mujeres por su aporte en la difusión de los Derechos Humanos de las mujeres 2004. Ha sido distinguida con numerosos premios y menciones. Su obra se inicia con ¨Luciérnagas hilando¨ 1998; ¨Las yemas de los dedos¨ 1999; ¨S. O. S. Aborigen¨ 2003; ¨Esquejes¨ 2004; ¨Aguaceros¨ 2006; ¨Enhebrando palabras al hilo de la escritura¨ España 2007; ¨Agendalogía ¨ México 2008; ¨Sin la cordillera de por medio¨(poemario a dos voces con Roberto Resendiz-Zamora) México 2008. Y el poema elegido para dejarles pertenece a su libro ¨Aguaceros¨

mi madre
amasaba palomas con los sueños
calentaba el corazón con estearina
y con cerillas fabricaba marionetas.

Mi madre era una gringa
con vientre de gitana
y ancestros de doncella

tejía glorietas
con los hilos de la tarde
y trenzaba hijos
a la falda de su madre


hacía ancua y barrilete
almidonaba mis enaguas
inventaba manjares

partiendo de la nada
y contaba monedas sin contarlas

mi madre
rezaba los minutos

y no sé que Dios
le sopló la vida
antes de la muerte.

martes, 15 de diciembre de 2009

Lunes 14 de Diciembre de 2009

¨No corregir nuestras faltas es lo mismo que cometer nuevos errores¨ Confucio
Y la 27 Luna dió comienzo con el poema Pájaros de barro (grabado en la voz de su propio autor) Amado Storni. La noche se encendía con tono madrileño. El programa como siempre destinado a los cumpleañeros, en esta ocasión con una sorpresa: Carlos Antonio Villa Guzmán (Mejicano), interpretaba Las mañanitas con su armónica. Con el audio de su voz, él también nos dejó su poema Y para qué. Y luego de Alexandra Botto, también de México, el poema Qué, lleno de fuerza y sensualidad. Hubo interesantes efemérides, entre ellas el Aniversario del fallecimiento en -1591- de San Juan de La Cruz (Patrono de los Poetas). Darío leyó Radio Nocturna, Tercer Premio del Concurso Luna de Pájaros perteneciente a Raúl Oscar Ifrán de Punta Alta - Bs As. La cuota de humor, algo de la historia de Córdoba, esta vez el Museo de La Industria, una manera de preparar el aire para la poróxima visita de nuestro querido amigo Carlos Ighina. Se recordó la campaña para juntar ropa, juguetes, libros, etc. etc. para los chicos de la Casa Maggi ubicada camino a Cosquín. Para colaborar los datos están en el margen derecho de este blog. La invitada a esta Luna fue María Rosa Corteggiano, una apasionada por la música, en búsqueda continua, autodidacta, con una espléndida voz que sonó a capella. Los temas elegidos fueron: Palabras para Julia, del poeta José Agustín Goitizolo; luego Como un pájaro libre, de Mercedes Sosa y finalmente Que he sacado con quererte, de Violeta Parra. Y el programa cerró con la versión musical de Pájaros de barro en la voz de Rubén Tomasino, a quién se le agradece la calidez de su amistad y su perseverancia. Nuestra amiga de Marcos Juárez, Rosa Gómez de Villa fue portadora de malas noticias. El fallecimiento de un excelente escritor, Valentín Luis Venir, a quién la salud le venía jugando una mala pasada. Pero los poetas no parten, perduran a través de lo que escriben y entonces, la forma de recordarlo es por intermedio de un poema de su libro ¨Que no sea poesía¨ editado en el año 2005.

PÁJARO

Vino en silencio
a mostrarme su libertad.
Y yo...
Estúpido,

hombre vulgar

sólo conseguí
que no se moviese;
asusté su corazón,
su edén,
hasta producir
infausto
el supremo fin
en la prisión de mi mano.
Allí la fuerza
mostró su poder.

¿Sus ojos tristes

hablan de un mundo
de paz?

Y yo...
estúpido
hombre vulgar,

sólo sé abrír mi mano
y dejo ir la oportunidad
de aprender a ser...
¿feliz?

martes, 8 de diciembre de 2009

07 de Diciembre de 2009

Esta 26 Luna fue ciertamente distinta. Pájaros de barro, la poesía de Amado Storni cortina del programa la leyó el invitado masculino. Se trataba de Conrado Seifert, Director de Extensión Universitaria en la Facultad de Lenguas quien, acompañado de Romina Bustos viniveron a sumar a conductores y oyentes de Luna de Pájaros a la campaña solidaria a favor del los niños de Casa Maggi, ubicada en camino a Cosquín. ¨La casa necesaria¨, un texto del santiagueño Alberto Tasso, nos pareció la introducción adecuada para simbolizar el valor de un hogar, ese lugar derecho de todos, imprescindible para quienes sabemos que la base de toda sociedad es la familia. Los invitados forman parte de ese grupo de amigos que acompañan a Marcela Cantero -de quien hemos hablado anteriormente en el programa- a oxigenar la vida de los que menos tienen, de los que más sufren. Se puede decir que ellos desgranan día a día la palabra Solidaridad; van más allá de esa adhesión circunstancial a la causa de los otros de la que habla el diccionario. Y como decía Romina, la gente no es indiferente, sólo desconoce como llegar a esos lugares donde se necesita la solidaridad del otro. Entonces, el planteo está realizado y esperamos contar con ustedes. Los teléfonos donde contactarse están a la margen derecha del blog. Y recuerden que la Navidad está cerca y hay casi 100 niños a los que podemos hacer sonreír. El programa como siempre estuvo dedicado a los cumpleañeros y a quienes ya se sumaron a la campaña. Se leyeron efemérides, curiosidades sobre pájaros, ¨Plenitud¨ una prosa de Ana María Bertolino. Hicimos conocer también el Segundo Premio de Luna de Pájaros; la poesía titulada ¨La luna ha entrado¨ de Rubén Gómez, Mar de Ajó, provincia de Buenos Aires y fuimos al rescate de la buena poesía, esta vez el turno fue de Gustavo García Yaraví de La Plata, el poema ¨Amor y acto¨, atención de nuestra amiga Laura Chiesa. Y en esta ocasión no hubo carteles azules del Libro Callejero pero si se habló de la Plaza Lavalle de Barrio San Vicente, con datos de un video del Historiador Carlos Ighina quién tuvo la deferencia de comunicarse telefónicamente con el programa y salir al aire. La promesa de otra visita a Luna de Pájaros fue reconfirmada. Y también otra sorpresa: la llamada de Alejandro Ramón, amigo y excelente narrador de Mar del Plata que se atrevió con la lectura de un poema. La noche, con luna y pájaros, albergó calidamente a muchos amigos. El cierre fue con textos de dos excelentes poetas. El sanjuanino Jorge Leónidas Escudero, uno de los grandes poetas contemporaneos y el decir de un amigo quién nos dejó físicamente este año: Víctor Hugo Tissera de Cañada de Gómez, Santa Fe, un poeta inolvidable y como homenaje compartimos este poema de su autoría.

TRANSICIÓN

VIDA, hazme un favor.
No te arranques de mi,
no me abandones
donde abrevan las sombras
el líquido venal de lo inexplicable.

Déjame seguir un poco más
en este peregrinar que a veces duele,
y otras, es un cielo
de increíble asención.

Concédeme el milagro de tus horas
con los soles en la codadura del viento,
para recoger la tempestad o la brisa
realidad de tu tiempo.
Deja que la piel se me racime
en el rostro aquilosado del invierno,
y que mis manos escarpadas de siglos
escriban sobre la transición de hombre
humanizado.

Sólo entonces VIDA, llévame a volar
junto a los pájaros de la noche,
después que haya dejado enmancipado
el último poema de amor,
para mi pueblo amado.

martes, 1 de diciembre de 2009

Lunes 30 de Noviembre 2009

Se siente en el aire, bajo la mirada cautivante de la luna, cómo los pájaros al estar felices y entre amigos, se mueven con gracia entre las ramas...
La 25 luna, tuvo la emoción de la poesía de amigos. El inicio con Te extraño de Griselda Provens; luego La vecina un impactante poema de la sanjuanina María Esther Robledo de Guzzo y finalmente Cuando regresen las abejas, ganador del Primer Premio en el Concurso Ranqueles 2009 organizado por la gente de Huinca Renancó, poema perteneciente a nuestra amiga Irma Droz de Santa María de Punilla, hace poquito consagrada como Ciudadana ilustre de su ciudad por su indudable labor cultural. Presentamos Pájaros de barro de Amado Storni, con música y voz de Rubén Tomasino y pudimos escuchar también Cartas desde La Habana un tema con aire flamenco, precisamente de Amado Storni.
Y una invitación muy especial, acompañar a Marcela Cantero, Conrado Seifert, Tere Pacheco y Romi Bustos en una cruzada solidaria. Sumarnos a una campaña para reunir juguetes, libros, útiles, ropa en buen estado para los chicos de la Casa Maggi, niños judicializados de 5 a 12 años que esperan al menos, una Navidad Feliz. El celular de Daro (0351) 156344327, el fijo de Lily (0351) 4570893 para que nos contacten los que quieran y puedan colaborar. Con esta frase cerramos la invitación...¨La mano que se alarga, la palabra que intenta cruzar abismos, también es poesía¨.
Y los invitados fueron excelentes poetas. María Teresa Archina de Córdoba Capital, nacida en 1967 que nos acercaba la calidez y la profundidad de los poemas de su primer poemario ¨Cristales¨. Y como se dijo en la introducción, el nombre del libro, no sólo es acertado, sino que se condice con la belleza y la transparencia de la autora. En su permanente búsqueda Marité ha logrado llegar al centro de su ser, a su esencia y transmitirla. Y aquí, un poema de su autoría, que hace obviar cualquier comentario.

LA MONTAÑA
Emprendí la aventura

desafiando mis capacidades:
escalar un lugar rocoso.

Con esfuerzo

me elevé hasta la cima.

Mi sorpresa fue
cuando percibí un arbusto,

y que las peñas flores del arbusto
comenzaban a abrirse
con las tonalidades de los pigmentos,

seguramente extraídos del lugar.
Transformada
y conmovida por el cuadro que veía,
sentí
que la vida era diferente

en ese preciso instante.

Y el segundo invitado, no se quedaba atrás ni en profundidad ni en belleza. La poesía de Virgilio Adrián Zurlo, nacido en Laguna Larga, tiene el esplendor de una mañana recién nacida. Tuvo la deferencia de llegarse a la radio desde Pilar, lugar donde reside. Ha publicado varios libros: ¨Recorrer la vida¨/¨Contemplaciones, búsquedas y un encuentro¨(Navaja editor 2002) y ¨Pasajeros de la soledad¨(Navaja editor 2004). Tiene dos libros inéditos que seguramente procurará editar el próximo año.
Y con esta poesía de Virgilio Zurlo, nos despedimos hasta la próxima Luna.

Que mejor forma de abrazar a los amigos...


DERECHO
-Febrero 2003-

Una paloma, una.
Entre las alas se baten
rodeando con fuerza el pecho,
la vida y la muerte que suma,
otra libertad aprisionada
con sus ruedas.

Cemento en el cielo
gris como el suelo.
En la ciudad indeferente
digo distancia nombro a la gente.

Voces ausentes debaten
la razón de aquel derecho,
que la paloma vuele y presuma
de libertad sobre los techos.