martes, 26 de enero de 2010

ATENCION: LA BANDADA SE MUDA

Como todo en la vida:  Una etapa termina, otra comienza.
 Luna de Pájaros fue el anhelo de dos soñadores . Dario  decidió buscar otros horizontes y lo acompaño con el corazón y la mirada,  pero siento que debo quedarme para   sumar pájaros a la bandada, admirar la luna, dejar que bajen las palabras como plumas y quede el aire impregnado de  cuentos, anécdotas, conocimiento,  pinceladas y arpegios.  De dar se trata, de hacer que el espíritu de las cosas  se vea reflejado en el espíritu del hombre. Con ese sólo objetivo, habrá valido la pena seguir. 

La nueva dirección es:



Allí  esperamos que los seguidores que nos acompañaron hasta ahora se instalen en el nuevo paisaje, que sigan el aleteo de los pájaros, que busquen esa luna seductora que los llama.
Y gracias, gracias por todo.

martes, 19 de enero de 2010

Lunes 18 de Enero de 2010


Textos que invitan a seguir leyendo

Las uñas filosas del viento arpegian en los álamos. Simona, sabiendo que al amo le gusta la cama caliente , plancha las sábanas y coloca dentro un ladrillo sacado del horno. Después que lo acuesta, sin mediar palabra, sopla la lámpara y se quita el ropaje. Sus cueros relumbran contra la ventana, sus largos pezones atraen la mirada, la luz de la noche mete las rejas dentro de la alcoba. El ya está viejo para hacer la guerra, va por los setenta, pero olió catinga. Su pecho se cuaja ante la belleza que conoce de antes y corre las mantas. Ella se desliza como una pantera.

Fragmento de Negritud del libro “Cuentos del Camino Real y otros cuentos” de Alejandro Ramón.

Claudio Sellán descorrió el telón de la noche. Su encantadora tonada santiagueña fue dejando migajas detrás de las palabras para que la bandada mirase como la luna llovía nostalgia. Como siempre, la ya conocida voz de Amado Storni entregaba sus Pájaros de Barro y Las Mañanitas en la armónica de Carlos Villa Guzmán hacían de fondo al anuncio de los cumpleañeros. El homenaje está vez para uno de ellos, José Luis Colombini, de Villa Dolores y su poema “Reflejos de Ausencia”. Del menú especial se desprendieron unas “Cuartetas de Otoño”, texto del poeta cubano Carlos Pintado, residente en EE.UU. El día de Santa Beatriz nos llevó a otras Beatrices y los saludos fueron para: Laura Beatriz Chiesa, Beatriz Bustos de San Francisco, Beatriz Martinelli, Beatriz Ruiz de la localidad de Cosquín, para Bety Borreda y la querida Betty Badaui.


Fue lunes de sorteo. Se realizó entre todos quienes hablaron, enviaron e-mail o escribieron su comentario en el blog: Molly Bic de La Carlota y Mely Almada de Córdoba capital se hicieron acreedoras cada una de un ejemplar con CD de la revista Encuentro, de Jujuy y el libro “Cuentos del Camino Real y otros cuentos” de Alejandro Ramón fue para Rosa Gómez de Villa de Marcos Juarez.

Por cierto no faltaron las Efemérides y hubo apodos en lugar de cuentos. El tema central pasó por los juegos de infancia y tres queridos amigos nos acompañaron con sus recuerdos : Nilda Salgueiro de la ciudad de Ramallo, Pcia. de Buenos Aires, la escritora Ethel Cobo, de Córdoba y Antonio Guzzo, amigo de San Juan. Podrán leer estos textos en la derecha del blog, seguro que más de uno se sentirá identificado.

El invitado – experimentado conductor según sus palabras – nació en Santiago del Estero en 1975. Transmite, desde la calidez de sus ojos; un ser sensible acostumbrado a posar la mirada en las cosas y devolverla en palabras que las transparentan. Claudio está radicado en Córdoba desde el año 2002 . En el 2005 participa de la XX Feria del Libro Córdoba con el Grupo Abrapalabra y en la mesa de Poetas Jóvenes. En el 2006 edita su libro “La ciudad Imposible al 2800” Desde entonces su poesía no ha dejado de crecer para maravillar a quienes lo escuchan. A continuación uno de sus poemas.

Desordéname

gritabas

una cubana te desnuda

y se va

y tu piel

y mi piel

cantan con la pasión de los estadios

comparo la grieta de los techos

con y sin lluvia

y tu santo y seña a oscuras

el favor del animal

y tu postura de puerto amanecido

de silencio naranja

de hoja seca que baila en la sal

te amo

susurrabas

y creo a esta hora

es lo mas amor que se puede

y tienes razón

al interrumpir la vida que acaba de pasar

ahora

grito

ordéname amor

ordéname

la cubana me viste

y queda cerrada sobre la mesa

Claudio Sellán

Contó un pajarito que el próximo lunes la visita es de Rosario, miembro incondicional de la bandada, la querida, queridísima Nerina Thomas, conductora del programa “ Compañeros de la noche” que se escucha por www.lt8.com.ar de lunes a Viernes a 1 a 5 de la mañana.

martes, 12 de enero de 2010

Lunes 11 de Enero de 2010

El inicio del programa tuvo voz masculina. La de Alejandro Ramón, profesional de la medicina, escritor y amigo residente en Mar del Plata. El acompañó las Efemérides , puso la cuota de humor, nos llevó a la moda de otros épocas. Y fueron de lujo las anécdotas que sobre los primeros pantalones largos nos contaron nada menos que Jorge Paolantonio, Pedro Soto, Jorge Ariel Madrazo y Andrés Aldao desde Israel. Como siempre, Las Mañanitas en la armónica de Carlos Villa Guzmán como fondo para recordar a los cumpleañeros. Los poemas leídos fueron de Teresita Pirra y Jorge Carranza . La voz del querido Máximo Ballester, puso una sonrisa en cara de la luna, aliviaba los 40º de sensación térmica que acuciaban a esa hora.


Pero también otro amigo nos acompañaba, sumando su talento. Daniel Mendieta, hacía que sus manos, aletearan sobre el papel en blanco, desplegaba con ellas un mágico abanico de trazos. Daniel hace caricaturas para eventos, despedidas de soltero, egresos, casamientos y siempre que puede, nos deleita con su presencia en la radio. Su celular para contrataciones: 0351-155454730

Alejandro Ramón nos habló de la peña literaria y gastronómica El Carancho que en su ciudad reúne a un grupo de amigos que escriben cuentos y que plasman luego en una Revista “Los cuentos de El Carancho”, publicación que definen clandestina y gratuita. Además aportan recetas de cocina que obviamente, disfrutan llevándolas a la práctica. Algunos integrantes del grupo hicieron apreciaciones sobre Alejandro. Hugo Portillo lo definió un amigo con mayúscula y como narrador “el mejor de Los Caranchos”; Eduardo Borawski Chanes dijo que mantiene un estilo inconfundible y nuclea tanto una ardua tarea de conocimiento e ingestación, como una catarata de emociones y vivencias. Enrique (Quique) Lombardo lo describió como sociólogo de la vida diaria, conocedor profundo de la Historia Argentina, finísimo humorista y reconocido amante familiero. Roberto Paniagua nos transfirió algunas de las frases que Alejandro destina en su narrativa. En cada renglón hay una poesía diferente – nos dice – y que como persona es también un compendio de poemas puros de amistad y sentimiento.

En el margen derecho del blog están publicadas las anécdotas sobre los pantalones largos que escribieron queridos amigos de Luna de Pájaros. La narrativa de Alejandro Ramón es extensa y por una cuestión de espacio no será posible poner al alcance de ustedes alguno de sus magníficos cuentos. Pero en el 2007, Alejandro se vio “obligado” a cuentos cortos para la antología del III Encuentro Comunitario de San Juan El Hacer de las palabras, de donde se extraen las siguientes narrativas.

Ópera

Abren las puertas y a una señal, la gente entra. Caminan apurados entre las filas como hormigas pequeñas. Los músicos despliegan las partituras, el primer violín da la nota y los demás concuerdan. El director saluda, las luces se desmayan, la sala se silencia. La obertura resuena. Las voces rebotan contra el techo, van a la galería donde están los expertos y ruedan por los palcos hasta la platea. Se suceden los actos. Los personajes aman, traicionan y mueren. El telón cae. Los aplausos se elevan. Siete veces saluda la compañía entera. Se agitan los sombreros. Siguen gritando ¡Bravo!. Aplauden de pié, a mano llena. Todos, menos el niño sordo que se esconde detrás de su madre.

Recreo

Lleva botas, guantes y un abrigo con el cuello levantado. Se siente entumecido por el frío y el cansancio. Piensa: “Acomodo a estos cerdos y me voy a la ciudad. Después de tanto tiempo beberé cerveza, comeré carne y gozaré del calor de una estufa. Me bañaré y dormiré en una cama limpia, con sábanas y mantas, junto a una mujer redonda y blanca. Al menos por dos días estaré lejos de la nieve, de los gritos y de este olor que está en todas partes, que impregna el aire, que se incrustó en mi piel para no abandonarme. Mis ojos están grises de tanta niebla, quizás algún día recuperen el color celeste.”

Una vez que entró el último, el sargento cierra la puerta de la cámara. Después camina hasta la estación de Treblinka y se sube al tren que lo llevará a Varsovia.

Alejandro Ramón.

miércoles, 6 de enero de 2010

Lunes 4 de Enero de 2010



La 30 Luna dio comienzo sin que sus conductores se hubiesen enterado del deceso de Sandro de América, a las 20:40 de este cuatro de enero. No era una buena noche para la Luna, algunos pájaros quedaron en silencio, pensando en lo que Roberto Sanchez había significado para tantas generaciones.

Puertas adentro, Luna de Pájaros también sufría una baja. Dario Leiva se alejaba del programa por razones muy valederas y aceptables. Queda su impronta, los bellos momentos compartidos, esos que no se borran. Pero en esto de nadar contra la corriente a la que estamos acostumbrados quienes trabajamos para el arte, intensificaremos la remada, la bandada ya está instalada, hemos sentido su acompañamiento todo este tiempo y ahora el pedido es que sigan acompañando, que la poesía engalane los lunes, que la palabra nos pellizque el corazón, nos movilice el alma. Empezamos como siempre con Pájaros de Barro, el poema de Amado Storni y con los inicios de libros que invitan a seguir leyendo. “Fuego de Casabindo” de Héctor Tizón y “La metamorfosis” de Kafka. Luego, la cortina de las Mañanitas del Carlos Villa Guzmán anunció los cumpleañeros, leimos un poema de Susana Cabuchi una de las homenajeadas. Del Menú Especial, seleccionamos a Rita Galiasso y Nilda Salgueiro, dos excelentes poetas.

No faltó la cuota de humor ni la parte emotiva. Juan Pablo Melto (San Luis) María Elba Benitez (Villa Gral Belgrano) , Adela Salas (San Justo-Bs.As) Cristina Validakis (Rio Tercero) y Flobertz Zapata Arias de Colombia nos contaron sobre sus objetos más queridos. Hablamos sobre “Ojalá te pise un tranvía llamado deseo”, poemario de Rolando Revagliatti, al cual pueden acceder ingresando a http://www.revagliatti.net. La invitada fue en esta Luna, Laura García del Castaño, nacida en 1979, alguien muy joven con una poesía que desborda madurez. Ella compartió las Efemérides ese espacio tan esperado por la bandada. Leonel Ramirez Cerquera nos envió una reseña sobre el Carnaval de Blancos y Negros, que se festeja en Nariño, Colombia los 4 de enero y que pondremos a la derecho del blog. Se leyeron textos breves de Claudia Tejeda y de Máximo Ballester (M.B.) después fue la voz angelical de Laura pronunciando su poesía potente, persuasiva, rica en imágenes. Laura publicó su primer libro a los 16 años: “Orquídeas, lágrimas y sangre”. Luego otras tres publicaciones: “He hablado con el olvido” 1997; “Desde mi alba” 1998 y “El grito” 2004. Y los esperamos el próximo lunes, con todas las luces encendidas de la luna y todos los pájaros aleteando. Será con la visita de un narrador que reside en Mar del Plata: Alejandro Ramón

Mientras, disfrutamos de la poesía de nuestra invitada de hoy.

Traerte el corazón, quitar la piedra

Suena imposible
entrar en tu corazón con una vela encendida;
fotografiar el nombre en la mano incendiada;
devolver el día recorrido por mis pasos.

Es más fácil
oír llegar el rostro de mis anteriores vidas;
recorrer la casa de lo no permitido;
tejer una llave para abrir la piedra.


Pero tienes el silencio del que escupe un adentro;
y no puedo entrar en él
pese a haber tejido la llave,
pese a haber transitado la casa de lo no permitido.

Pese a la foto de la mano encendida,
al nombre tatuado recorrido por mis pasos,
a la sangre subterránea alzada en el tatuaje;
tras violentar la casa con la llave precisa,
y quitar la piedra con la mano quemada.

1.

¿Quién volvió del olvido con las manos vacías?

acaso se trajo entre las ropas ese único recuerdo

que no prende fuego.

Laura García del Castaño

La palabra sembrada.